sexta-feira, 27 de abril de 2007

Relato de Rosana Meireles

Haití:
sobrevivir es resistir


Cuando crucé por tierra la frontera República Dominicana-Haití no tenía muy claro qué podría hallar. Conocía algo de la historia de la lucha haitiana, sabía que el terremoto había ocurrido casi 1 año y medio atrás y que el país pasaba por lo que llamaban ´reconstrucción´´, además de que los militares de Brasil andaban por allá hacía 7 años.

En el bus charlé con una policía salvadoreña de la MINUSTAH (Misión de las Naciones Unidas para la estabilización del Haití) que me dijo que en la noche no había luz en la mayoría de los lugares. Realmente me di cuenta que mi logística era ninguna o muy precaria, no iba a hacer trabajo voluntario ni nadie me esperaba en la terminal de Caribe Tour. Cómo nosotras llegaríamos en la noche, lo único que me quedó fue pagar 20 dólares y pegar un ´´táxi´´, léase un hombre ofreciendo el servicio de transporte que lo llamó de táxi. Bienvenida mujer sola a Puerto Príncipe, ciudad de más de 2 millones de habitantes. Haciendo turismo o voyerismo en un país en donde los turistas no existen. Por suerte no era viajera princ...

(click para ver relato completo)

Foto: Apú Mamá Verónica, Cusco
Cortesía de Beatrice Velarde (www.beatricevelarde.com)

Um comentário:

Lorena disse...

rosee
saudadee
beijooo